Columnistas

Regalos insospechados

Le dije con firmeza y mirándola directamente a sus bellos ojos celestes: no quiero más regalos!!

CALAFATE

Hace tiempo atrás estuve de paso por Calafate, Argentina; allí donde doña Cristina K tiene unas cuantas y valiosas propiedades, que se suman a miles de hectáreas.

Sueños de versos y prosa

Sus manos rugosas, ásperas y salpicadas de mil suciedades alzan la piedra y la estrellan una y otra vez sobre la plana superficie de la vereda, que se defiende de la agresión generando chispas.

Ali Babá

Podría llamarse de cualquier forma, pero en mi fuero interno le llamo por su actividad más reconocida: ladrón, porque aquel que arrebata, sustrae, afana, hurta o roba algo, se le denomina así desde tiempos inmemoriales y naturalmente este ovallino, profesional del engaño, no es como aquel que acompañó a Cristo, porque dadas sus habilidades le podría dar lecciones a Barrabás, para que no se arrepintiera.

EL ÁRBOL DE NAVIDAD

Por su altura podría ser un record Guiness, se yergue orgulloso e imponente y yo no puedo dejar de recordar que alguna vez vi uno tan alto, que me dolía el cuello cuando intentaba divisar la estrella de su copa, estaba adornado de luces y velas pequeñas, con ramas que hablaban de su especie marí

EL DELANTAL FLOREADO

Sus ojos miraban como hipnotizados el número de lotería que, colgado de unos perros de ropa parecía decirle: ¡cómprame!

Un par de Niños

Cuentan que eran un par de niños. El solía llevarla de vuelta del trabajo en su bicicleta y el pelo largo de ella, le acariciaba el rostro, cuando caía el sol.

A mi Río Limarí

A mi Río Limarí

Río abajo, río arriba, yo buscaba a mi río.

Limarí se llamaba y en sus aguas cristalinas y torrentosas, cuando niños nos bañábamos.

El abrazo del Pimiento

El abrazo del Pimiento

Tenía ojos claros, tanto que me parecía que el cielo se reflejaba en sus pupilas. Vestía traje azul, calcetines blancos, pantalones hasta las rodillas, zapatos brillantes y negros.

On' Baucha

On' Baucha

Fue para una cosecha de trigo o de papas cuando apareció en medio de un grupo de afuerinos que seguían la temporada de trabajo, un día aquí y otro allá. Un sábado continuaron su andar migratorio, pero él se quedó.

Páginas

Suscribirse a RSS: blogs

Algo sobre Ovallito.cl

Ovallito.cl es un proyecto personal de un ovallino criado en la calle Independencia. Estamos en Internet desde el año 2003, lo que nos convierte en la web ovallina más antigua aún activa.

Columnas destacadas

Las ciruelas flotantes de la esperanza
Carta a un amor perdido
A mi Río Limarí
Todo tiempo pasado fue mejor...
On' Baucha
La Profesora y Pinochet
Carmencita de Alcones
X

O ingresa con tu cuenta de...