Columna personal

CALAFATE

Hace tiempo atrás estuve de paso por Calafate, Argentina; allí donde doña Cristina K tiene unas cuantas y valiosas propiedades, que se suman a miles de hectáreas. Calafate aparte de ser una ciudad muy pintoresca y pequeñita, tiene grandes hoteles con muchas estrellas; el lago Argentino está a sus pies y el glaciar Perito Moreno a unos cuantos kilómetros.

Caminando por sus calles me llamó la atención el muy variado comercio que tiene; se ubica y distribuye ordenadamente en la calle principal, donde es posible comprar desde baratijas hasta cualquier artículo de marca mundial. Hay un casino que impresiona con el grueso de su alfombra, como también con la cantidad de turistas extranjeros que prueban suerte en él.

Lo curioso o llamativo de Calafate es que en ningún local o tienda entregan sus productos en bolsas nailon, sólo en bellas y adornadas bolsas de papel. Si uno va al supermercado, termina hecha un lío con lo que compra; hacen faltas manos y bolsillos para llevar lo adquirido, con suerte se consigue una caja de cartón y la situación es simple: o te llevas todo entre las manos o llevas tu propia bolsa de compras.

Está penado por la ley usar las de nailon, de ahí entonces que, ni en los basureros de las veredas encuentras una. Esto tiene una gran ventaja, el helado viento patagón no hace volar bolsas, menos aún, ensucia el paisaje de la pampa.

Me gustó tanto la idea, que a mi regreso de esos lares, comencé a pensar cuándo copiarían tan buena iniciativa, hasta que comenzó igual costumbre aquí, poco a poco, casi tímidamente, las diferentes cadenas de supermercados comenzaron a sacar sus bolsas “reciclables”, de tal manera que, su público se fuera acostumbrándose a la idea de no usar las de nailon y a la vez, haciendo conciencia del daño a la natura que producen las toneladas de envases plásticos que diariamente se desechan. Entonces comencé a sacar cuentas de cuántas ocupaba al día - sólo por concepto de basura- y me dije: esto no es posible, te transformaste en una contaminadora!!! Desde ese momento adopté la vieja y sana costumbre de las mujeres de antes: que siempre salían de compras con su bolsita bajo el brazo, blanca y de algodón para el pan, de malla para las verduras.

Debo admitir… y como era de esperar…en mi bueno y sano intento de no contaminar, siempre se me quedan en la casa mis colorinches bolsas reciclables y vuelvo a comprar otra, de ese modo aporto un grano de arena para descontaminar el planeta.

Comentarios

Comentario: 

La semana pasada anduve por la provincia de Neuquén y me sorprendió gratamente que hubiera que pagar por las bolsas plásticas (unos $130 pesos chilenos). No están prohibidas pero algo es algo.

Personalmente desde hace casi un año estoy usando bolsas reutilizables y pienso que es algo que se debería exigir acá en Ovalle, así como la instalación de puntos limpios donde dejar botellas plásticas y de vidrio, como lo hacen municipalidades bastante más pequeñas que la nuestra.

Comentario: 

Es verdad! Aqui en ovalle deberían poner de esos contenedores, para vidrio, plástico y latas o carton, en Pucón. Ya prohibieron el uso de bolsas plásticas, aquí debería ser igual. Ojalá uestro algal e tome en cuenta la inquietud!

Comentar

Algo sobre Ovallito.cl

Ovallito.cl es un proyecto personal de un ovallino criado en la calle Independencia. Estamos en Internet desde el año 2003, lo que nos convierte en la web ovallina más antigua aún activa.

Columnas destacadas

Queso de Cabra: Producto Típico de Ovalle
Todo tiempo pasado fue mejor...
Ganado Caprino o Las Cabras de Ovalle
El valor de lo limarino
Susurro de los molinos de viento I - El Nata y la Sin Destino
Memorias de Ovalle en los '70: Personajes típicos  ovallinos
Spencer Tunick y Yo
X

O ingresa con tu cuenta de...