Columna personal

LOS PERRITOS VAGOS: NUESTRA RESPONSABILIDAD

He amado a los perros y a los animales desde que tengo uso de razón. Nací en Ovalle y me críe hasta los 6 años en una linda casa de la calle Santiago, nuestra vecina era mi querida tía Alicia(tía de amor, no de sangre), ella no soportaba ver animalitos sufrir en la calle, así que los llevaba a su casa, los alimentaba, crecían y sobretodo los amaba… en esa casa yo era FELIZ, ya a los 2 años y medio partía para allá con mis juguetes, me dejaba langüetear por los perros, jugaba con ellos y mi tía me regaloneaba.

En el año 1984, nos vinimos a Santiago, fueron tiempos difíciles para la tía, pues nos extrañaba y nosotras a ella y asus animales.

Siempre que puedo la voy a ver, aun vive en la misma casa, tiene menos perros y gatos, ya no tiene la fuerza de antes para cuidar tantos perritos, pero su amor por ellos sigue igual… idual que el mío hacia ella y a los animales, pues me declaro una obstinada amante de los animales… de aquellas radicales que no puede ver un perro sufriendo. Recuerdo una anécdota: iba por V. Mackenna en Ovalle y había un perrito flaco, enfermito fuera de un negocio en que vendían pollos asados, se me ocurrió entrar a comprar un truto de pollo, pero la mujer que atendía me dijo que se vendía por cuarto como mínimo, viendo que mi $$ no alcanzaba, le pedí unos huesitos, por si sobraban … y la mujer con cara de espanto me dijo NO TENGO!!!, salí medio extrañada por la reacción y luego me di cuenta de los sucedido y me causó mucha gracia, la mujer pensó que eran para mi, que yo los comería jajaja, resulta que el perrito se fue, y cada vez que entraba al negocio la mujer me miraba extraño.

En fin, recordar a la tía Alicia, a su palacio lleno de animales que para mi era el paraíso, me da nostalgia y penita también, pues la última vez que estuve en Ovalle, vi muchos perritos vagos, enfermos y eso… ES RESPONSABILIDAD MUNICIPAL, darles un hogar, pues no pueden aprovechar que personas como la tía se hagan cargo para siempre de una responsabilidad municipal y de todos.

Comentarios

Comentario: 

SABES? A MI IGUAL ME GUSTAN MUCHOS LOS ANIMALES Y COMPRENDO LO QUE SUFREN; YA QUE IGUAL E TENIDO LA OPORTUNIDAD DE VERLOS POR LAS CALLES RECORRIENDO LA CUIDAD.
PERO ME GUSTARIA COOPERAR DE ALGUNA FORMA, YA SEA CON COMIDA PARA PERROS O A LO MEJOR TRATAR DE DAR ALGUNA AYUDA QUE SEA NECESARIA. YO IGUAL VIVO EN SANTIAGO Y ME DA MUCHA IMPOTENCIA LO QUE PASA EN MI CUIDAD NATAL AL VER QUE NADIEN ESTANDO ALLÍ NO HAGA NADA AL RESPECTO, PARA ESTE FIN DE SEMANA VOY A OVALLE QUISAS LLEGARE EL DOMINGO A LA CUIDAD, PERO ME GUSTARIA QUE ME ENVIES UN CORREO CON LA FORMA DE SAR MI AYUDA A LOS ANIMALES O AYUDAR A TU TIA EN LA CUIDAD. SALUDOS CHAU

Comentario: 

Sabes, la tía alicia gracias a Dios no está carente de ayuda. Sabes …te agradezco muchísimo tus palabras e intención.
Lo que yo hago es ir a la plaza o pillar perritos vagos y darles comidita en la calle, te miran medio feo ,en ovalle, pero da lo mismo…lo importante son los perritos
muchas gracias ,y me hace feliz que compartas mi pensamiento

Comentario: 

gracias…ese es mi mail, gracias a dios la tía alicia no esta carente de ayuda .
Ahora lo que yo hago es buscar perritos vagos ,en la plaza, vicuña mackena ,la alameda ,y darles yo comidita ,es una buena opción…qué piensas tú??

Comentario: 

Asi es Lore… ahora cada ves que voy a ovalle y en especial cuando voy al centro salgo de mi casa (pob.limari) llevando una bolsa como de 1 kilo y mientras aprovecho de pasear por las calles de la cuidad Natal doy de alimentar a cualquier Perrito que ande por la calle en busca de alguna bolsa para poder rescatar algo de comida.
Esto podria hacerse costumbre para todos en nuestra cuidad, pero a los ovallinos les falta pensar y ser mas abiertos de mente y por eso que son tratados de huasitos, siendo que realmente de los animales es cultura cuidarlos y quererlos. Bueno Lore en estos momentos en nuestra poblacion hay varias señoras que ya tienen perritos «extranjeros» y son muy bien acojidos, asique espero que sigamos asiendo esto que es una buena causa y de esperar que alguna ves se hara justicia por los derechos de los Animales. Besos chauuu

Comentario: 

gracias por tu comentario, me gustó mucho.
eso debiesen hacer muchas personas, y habrían menos perritos enfermos.
a veces sobra comida ,y la gente la echa a la basura…en vez de darle a los animalitos.
gracias por tus palabras

Comentario: 

Si bien, los perritos vagos son responsabilidad de todos, tambien lo son aquellos que tienen amos… y estan en abandono parcial, o en algunos casos que el abandono es total.Hace ya algun tiempo (bastante) no puedo dejar de ignorar la presencia de los perros que cuidan el terreno de la prolongacion del colegio Santa Teresa, en Vicuña Mackenna.Ver el estado de abandono en que se encuentran… produce impotencia y enojo, ya que si ellos estan cumpliendo su mision como guardianes del terreno, y todo lo que se encuentra en él (y aún que no lo hicieran), lo mínimo por parte de sus dueños es velar, por lo menos, por satisfacer sus necesidades basicas, que evidentemente en el caso de estos perros no es asi. Me es imposible concebir que personas(SOSTENEDOR) supuestamente dedicadas a entregar una formacion valorica (en todo los sentidos), a sus alumnos, y que ademas tienen la capacidad economica para mantenerlos y alimentarlos como se debe, ni siquiera muestren un poco de sensibilidad ante lo que le sucede a «sus animales».Personas que creen que estos animalitos son unica y exclusivamente maquinas encargadas de cuidar propiedades, que nunca sienten frio o calor,hambre y que nunca se enferman…
Bueno solo me gustaria mucho que alguien que sepa, me informe que se puede hacer en este caso. Esos perros realmente necesitan ayuda, y lo necesitan a la brevedad.

Comentario: 

DIARIO DE VIDA DE UN PERRO
7 días: Cumplí 7 días… ¡Qué alegría llegar a este mundo!
1 mes: Mi mamá me cuida muy bien. Es una mamá ejemplar.
2 meses: Hoy estoy triste, me separaron de mi mamá. Ella, me dijo adiós, con los ojos, deseándome que mi nueva «familia humana» me cuidara tan bien como ella.
4 meses: Todo me llama la atención. Los niños de la casa son como mis hermanitos, me jalan la cola y yo los muerdo jugando.
5 meses: Hoy me regañaron. Mi ama se molestó porque me hice pipí en la casa, pero nunca me enseñaron donde debo hacerlo. Además, duermo en el cuarto… ¡ya no me aguantan!
8 meses: ¡Soy feliz! Tengo el calor de un hogar, me siento querido y protegido. Creo que mis amos me quieren: cuando están comiendo me convidan. El patio es para mi sólito. Nunca me educan. Ha de estar bien todo lo que hago.
12 meses: Hoy cumplí un año. Mis dueños dicen que crecí más de lo que ellos pensaban. ¡Que orgullosos estarán de mí!
13 meses: ¡Que mal me siento!.. Mi hermanito me quito la pelota, así que se la quité, pero mis mandíbulas se han hecho muy fuertes y lo lastimé sin querer. Por eso me encadenaron, casi sin poder moverme; al sol. Dicen que me van a tener en observaciones y que soy muy ingrato. No entiendo nada.
15 meses: Ya nada es igual… vivo en la azotea sin techo y cuando llueve me mojo. Me siento muy sólo… mi familia ya no me quiere. A veces se les olvida que tengo hambre y sed.
16 meses: Hoy me bajaron de la azotea, pensando que me habían perdonado, salté de la alegría. Encima de eso. Me llevaron con ellos de paseo. Nos enfilamos por una carretera y de pronto se pararon. Abrieron la puerta y yo me baje feliz. Rápidamente cerraron la puerta y se fueron… ¡Espérenme, Ladré… se olvidan de mí… Corrí detrás del auto con todas mis fuerzas. Mi angustia crecía al darme cuenta que ME HABÍAN ABANDONADO.
17 meses: He tratado en vano de regresar a casa. Encuentro gente buena que me ve con tristeza y me da algo de comer. Yo les agradezco desde el alma con la mirada. Quisiera que alguien me adoptara, pero sólo dicen «pobre perro», se habrá perdido.
18 meses: Hace unos días pase por una escuela y un grupo de niños riéndose, me lanzó una lluvia de piedras, una de ellas me lastimó un ojo y desde entonces no veo por él.
19 meses: Parece mentira, cuando estaba más bonito se compadecían de mí. Ahora que estoy flaco, sucio y perdí un ojo la gente más bien me saca a escobazos cuando busco refugio.
20 meses: hoy en la calle un carro me arrolló. Creí estar en un lugar seguro llamado «cuneta», pero nunca olvidaré la cara de satisfacción del conductor, que hasta se desvío para pegarme. Ojalá me hubiera matado, pero sólo me dislocó la cadera. El dolor fue terrible, mis patas traseras no me responden y con dificultad me arrastré a un costado del camino. Tengo diez días bajo el sol, la lluvia, y sin agua ni comida. Ya no me puedo mover. El dolor es insoportable. Me siento muy mal… ya casi estoy inconsciente; pero la dulzura de una voz me hizo reaccionar. «Pobre perro», decía…, junto a ella había un señor, que dijo: «Lo siento. Este perro no tiene remedio, es mejor que deje de sufrir». Ella asintió con lagrimas en los ojos. Como pude, moví mi cola y la miré agradeciéndole me ayudara a descansar. Sólo sentí el pinchazo de la inyección y me dormí para siempre pensando para que tuve que nacer si nadie me quería.
Antes de adoptar una mascota piensa que tendrás una responsabilidad para toda su vida.
¡MÉDITALO!

Hazlo circular por la red
raza humana adquiera conciencia

Comentario: 

DIARIO DE VIDA DE UN PERRO
7 días: Cumplí 7 días… ¡Qué alegría llegar a este mundo!
1 mes: Mi mamá me cuida muy bien. Es una mamá ejemplar.
2 meses: Hoy estoy triste, me separaron de mi mamá. Ella, me dijo adiós, con los ojos, deseándome que mi nueva «familia humana» me cuidara tan bien como ella.
4 meses: Todo me llama la atención. Los niños de la casa son como mis hermanitos, me jalan la cola y yo los muerdo jugando.
5 meses: Hoy me regañaron. Mi ama se molestó porque me hice pipí en la casa, pero nunca me enseñaron donde debo hacerlo. Además, duermo en el cuarto… ¡ya no me aguantan!
8 meses: ¡Soy feliz! Tengo el calor de un hogar, me siento querido y protegido. Creo que mis amos me quieren: cuando están comiendo me convidan. El patio es para mi sólito. Nunca me educan. Ha de estar bien todo lo que hago.
12 meses: Hoy cumplí un año. Mis dueños dicen que crecí más de lo que ellos pensaban. ¡Que orgullosos estarán de mí!
13 meses: ¡Que mal me siento!.. Mi hermanito me quito la pelota, así que se la quité, pero mis mandíbulas se han hecho muy fuertes y lo lastimé sin querer. Por eso me encadenaron, casi sin poder moverme; al sol. Dicen que me van a tener en observaciones y que soy muy ingrato. No entiendo nada.
15 meses: Ya nada es igual… vivo en la azotea sin techo y cuando llueve me mojo. Me siento muy sólo… mi familia ya no me quiere. A veces se les olvida que tengo hambre y sed.
16 meses: Hoy me bajaron de la azotea, pensando que me habían perdonado, salté de la alegría. Encima de eso. Me llevaron con ellos de paseo. Nos enfilamos por una carretera y de pronto se pararon. Abrieron la puerta y yo me baje feliz. Rápidamente cerraron la puerta y se fueron… ¡Espérenme, Ladré… se olvidan de mí… Corrí detrás del auto con todas mis fuerzas. Mi angustia crecía al darme cuenta que ME HABÍAN ABANDONADO.
17 meses: He tratado en vano de regresar a casa. Encuentro gente buena que me ve con tristeza y me da algo de comer. Yo les agradezco desde el alma con la mirada. Quisiera que alguien me adoptara, pero sólo dicen «pobre perro», se habrá perdido.
18 meses: Hace unos días pase por una escuela y un grupo de niños riéndose, me lanzó una lluvia de piedras, una de ellas me lastimó un ojo y desde entonces no veo por él.
19 meses: Parece mentira, cuando estaba más bonito se compadecían de mí. Ahora que estoy flaco, sucio y perdí un ojo la gente más bien me saca a escobazos cuando busco refugio.
20 meses: hoy en la calle un carro me arrolló. Creí estar en un lugar seguro llamado «cuneta», pero nunca olvidaré la cara de satisfacción del conductor, que hasta se desvío para pegarme. Ojalá me hubiera matado, pero sólo me dislocó la cadera. El dolor fue terrible, mis patas traseras no me responden y con dificultad me arrastré a un costado del camino. Tengo diez días bajo el sol, la lluvia, y sin agua ni comida. Ya no me puedo mover. El dolor es insoportable. Me siento muy mal… ya casi estoy inconsciente; pero la dulzura de una voz me hizo reaccionar. «Pobre perro», decía…, junto a ella había un señor, que dijo: «Lo siento. Este perro no tiene remedio, es mejor que deje de sufrir». Ella asintió con lagrimas en los ojos. Como pude, moví mi cola y la miré agradeciéndole me ayudara a descansar. Sólo sentí el pinchazo de la inyección y me dormí para siempre pensando para que tuve que nacer si nadie me quería.
Antes de adoptar una mascota piensa que tendrás una responsabilidad para toda su vida.
¡MÉDITALO!

hazlo circular por la red, para que la raza humana valla adquiriendo conciencia

Comentario: 

MU LINDO ME LLEGO AL CORAZON CON UNA PERRITA Q VIVE ACA EN EL PASAJE Y Q TODOS LE DAMOS COMIDA, Q PENA, OJALA TODOS NOS PUSIERAMOS LAS PILAS Y AYUDARAMOS A LOS PERRITOS VAGOS…

Comentario: 

hola
porfavor visiten www.reaa.webs.com
comunidad de reaccion rescate ayuda animal chile.
gracias!

Comentar

Algo sobre Ovallito.cl

Ovallito.cl es un proyecto personal de un ovallino criado en la calle Independencia. Estamos en Internet desde el año 2003, lo que nos convierte en la web ovallina más antigua aún activa.

Columnas destacadas

Abigeato Vecinal
Carta a un amor perdido
El valor de lo limarino
Trilla a Yegua Suelta
Entre cazuelas de pavo, chupilca y empanadas…
Las ciruelas flotantes de la esperanza
Nunca quedas mal con nadie
El Piano de la Escuela América
X

O ingresa con tu cuenta de...