Columna personal

El valor de lo limarino

El valor de lo limarino

Limarí está lleno de historia, patrimonio y talento. Comenzar a reconocerlo es el primer paso para validarnos en el concierto regional y nacional.

En el origen de toda empresa que se inicia, subsiste como pieza fundamental la creencia del valor del producto que se promociona. No se puede emprender un proyecto sin creer en lo valioso del objetivo propuesto. En nuestra provincia del Limarí, y sobre todo en la ciudad de Ovalle, persiste como una penosa rémora, la tendencia de desconfiar de la calidad de todo lo nacido en nuestra tierra. Por ello, mal podemos intentar promocionar integralmente lo nuestro (aspectos turísticos, singularidad cultural, reserva patrimonial, etc.), cuando en el fondo de nuestro interno, no creemos sinceramente en el valor cualitativo de lo limarino.

El Valle de Elqui no tendría el despegue económico que ha traído el turismo, si no hubiera habido visionarios que primero creyeron en el valor de la singularidad patrimonial de su entorno, y de la gente que moraba en sus lares.

Pictografía Valle del EncantoLimarí ha dejado pasar muchos años sin promocionar la belleza de su entorno natural, las reservas patrimoniales que subsisten y la singularidad de una cultura afincada a la tierra. Tampoco ha apoyado mayormente a sus creadores, muchos de los cuales guardan proyectos u obras de calidad en la oscuridad de los cajones de sus escritorios. Para no escribir en abstracto, conviene especificar algunos de nuestros valores que poseemos y nombrar a quienes esperan el cambio de actitud que genere nuestro desarrollo integral.

En un circuito turístico no podría obviarse: El Valle del Encanto, mejorando antes sus instalaciones mínimas; el histórico poblado de San Antonio del Mar, Barraza, cuyo camino de acceso necesariamente debiera pavimentarse; pasar a visitar a las alfareras de Salala y la casa patrimonial de la Hacienda Zorrilla (foto de cabecera), que aún siendo, como es, una propiedad privada, debiera lograrse un acuerdo para permitir la visita a su entorno y su antiguo Oratorio. Sin olvidar de poner en valor las Termas de Socos, habiendo conocido antes el monolito que recuerda en dicho lugar el Combate de Salala, hecho histórico que debiera revalidarse por la importancia que tiene en el proceso independentista chileno.

El Limarí también posee creadores de nivel nacional, quienes lamentablemente no han accedido a fondos que potencien su obra creadora. La singularidad y originalidad que posee la pintura de Homero Martínez, reconocida a nivel regional, no ha encontrado los nichos para consolidarse. Su talento, no menor a Mario Toral, debiera dejar una obra madura que permanezca en un Museo pictórico limarino, siendo éste un motivo más de atracción turística para Ovalle. De igual forma, el poeta y dramaturgo Ramón Rubina está esperando alguna vez montar sus obras teatrales en nuestra ciudad, obras que han sido reconocidas en su calidad por los entendidos. Por otra parte, el escritor Tomás Carvajal Urquieta, poseedor de un imaginario propio, originalísimo, nacido de una identidad ancestral, espera un editor que se atreva a publicarlo.

Para no extendernos más, dejamos estas cavilaciones hasta aquí. Dejando en claro que poseemos muchos talentos más que destacar, y mucho patrimonio más ha conocer. Limarí en realidad está lleno de historia, patrimonio y talento. Comenzar a reconocerlo es el primer paso para validarnos en el concierto regional y nacional.

Temas: 

Comentarios

Comentario: 

«el poeta y dramaturgo Ramón Rubina está esperando alguna vez montar sus obras teatrales en nuestra ciudad, obras que han sido reconocidas en su calidad por los entendidos»
………………………………………………..
………………………………………………..

Estimado Yumbala:
He seguido por años la «notable trayectoria creativa» del poeta Ramón Rubina, he sido testigo como unos productores extranjeros han querido montar sus obras, de como se leía su libro «Eros y Palabras», en la Universidad del Sur de California…de como su poesía ha sido considerada en proyectos audiovisuales… En fin podría seguir enumerando situaciones, pero el poeta ha elegido la provincia y la cultura de los márgenes…ha elegido la grandeza del creador a la del «funcionario», el poeta Ramón Rubina es el uno de los más grandes poetas de Norte de Chile, su obra es de tal magnitud, que hay que alejarse de la provincia para gozarla en su plenitud y en su fuerza creativa…En la «Capital» hablar de poesia del norte…es hablar del Poeta y Dramaturgo Ramón Rubina
Estimado Yumbala lo felicito por su sensibilidad al reconocer el notable talento de Ramón Rubina
Fraternalmente

Benedicto Catalán
Santiago de Chile
Invierno del 2007

Comentar

Algo sobre Ovallito.cl

Ovallito.cl es un proyecto personal de un ovallino criado en la calle Independencia. Estamos en Internet desde el año 2003, lo que nos convierte en la web ovallina más antigua aún activa.

Columnas destacadas

Oro en el Tiro al Blanco
Ganado Caprino o Las Cabras de Ovalle
El Piano de la Escuela América
Las ciruelas flotantes de la esperanza
El valor de lo limarino
Todo tiempo pasado fue mejor...
Susurro de los Molinos de Viento LXI - Los Billaristas
Susurro de los molinos de viento LVIII - El mundo de los volantines
X

O ingresa con tu cuenta de...