Columna personal

La carreta delante de los bueyes

Hace un tiempo hubo un alcalde en nuestra ciudad, que creyendo que la probidad se demostraba con el ahorro de los fondos adjudicados, cada año devolvía parte de los mismos, porque según él en Ovalle no había proyectos que justificaran utilizarlos.

Pareciera que esta forma miope de actuar ha tenido imitadores, y hoy comprobamos que el grupo de evaluadores del Fondart de la Región fueron alumnos aventajados del alcalde citado, por cuanto según su apreciación, no habiendo proyectos de calidad que ameritaran el beneficio de la adjudicación de los fondos asignados, se devolvieron el excedente de 30 millones del total que la región tenía para este efecto.

En este caso, se ha argumentado que el criterio de evaluación fue la excelencia y, dado de haber constatado la carencia de esta en la mayoría de los proyectos presentados, no hubo más remedio que declarar desierto los cupos existentes.

En otras palabras, se utilizó un cedazo muy fino, tanto, que quedaron fuera excelentes propuestas garantizadas por creadores probados como la de nuestro documentalista Sergio Olivares. Francamenta lamentable. Sobre todo cuando existiendo los recursos, estando disponibles, un criterio estrecho haya alejado la posibilidad de acceder a ellos legítimamente como lo merecían.

Parece que los evaluadores se pasaron de exigentes, desconociendo en el hecho, que el ser cultos, en lo fundamental, pasa por tener la capacidad de reconocer la validez de lo propio. Por otra parte, los parámetros a utilizar, en cualquier evaluación que se haga, debe estar de acuerdo al universo que se evalúa. Esta es una verdad pedagógica incuestionable. ¿Cómo podemos creer que distinguidos académicos desconozcan esta herramienta básica en cualquier proceso evaluativo?.

Lo peor es que resultados tan desalentadores como éste, llevan a mal pensar que detrás de esto siguen existiendo favoritismos enquistados, donde el pequeño mundillo político regional sigue usufructuando de una parcela que le ha dado grandes ganancias en el pasado.

Comentar

Algo sobre Ovallito.cl

Ovallito.cl es un proyecto personal de un ovallino criado en la calle Independencia. Estamos en Internet desde el año 2003, lo que nos convierte en la web ovallina más antigua aún activa.

Columnas destacadas

Carmencita de Alcones
Nuestra identidad mestiza
Susurro de los Molinos de Viento LXI - Los Billaristas
Aberraciones animales en San Félix
Tongoy
Todo tiempo pasado fue mejor...
El Piano de la Escuela América
Trilla a Yegua Suelta