Artículo

Barraza, el significado de su Fiesta Costumbrista.

Para los que concurrieron a Barraza el domingo recién pasado, y que valientemente soportaron el rigor de la canícula veraniega, no pueden haber diferencia de opinión en algo fundamental: la atmósfera de chilenidad que se respiraba en cada acto programado y en el pueblo todo. Y esta sola ganancia, gratificante para el espíritu de los bien nacidos y amantes de su patria, basta por si misma para justificar la realización anual de esta fiesta y su deseable permanencia en el tiempo futuro.

Realmente fue emotivo comprobar el interés que mostró, especialmente el público más joven, por presenciar actividades plenas de tradición y colorido: la trilla a yegua suelta, las carreras a la chilena, los juegos populares y, la compañía siempre necesaria de los sones tan alegres de nuestra música folclórica.

La fiesta de este año tuvo un mayor apoyo de la autoridad comunal y esto fue notorio. Vimos muy comprometidos a equipos municipales participando en todos los actos programados y su impronta marcó el tono de esta cuarta versión. Esta situación, ha suscitado comentarios claramente favorables y otros no tanto que merecen un comentario más analítico.

En verdad, el objetivo central que se planteó en la fundamentación que dio inicio a esta fiesta costumbrista, fue la de levantar la autoestima de sus habitantes, colocando en valor sus tradiciones, su forma de vida, en definitiva su cultura. Para lo cual se estableció un rayado de cancha muy estricto, en el sentido de que la fiesta sería hecha por los barracinos, con la participación de su gente, excluyendo todo elemento foráneo, tanto en lo referido a la degustación gastronómica, artesanía expuesta y expresión musical.

Sin embargo, las versiones sucesivas fueron mostrando algunas falencias, explicables claramente por la falta de preparación y costumbre de los lugareños, además de la precariedad de sus medios, esto especialmente en cuanto a la atención a los visitantes en el especto culinario y otros, que suscitó más de algún comentario negativo al respecto en su momento.

Pareciera que esto hizo a los organizadores de este año solicitar mayor apoyo de la empresa privada, entes gubernativos y comunales, lo que contribuyó claramente al éxito de esta versión. Sin embargo, creemos, se permeó un tanto el espíritu de su creación, introduciendo elementos foráneos con la mejor voluntad, pero que es necesario restringir en versiones posteriores. Estamos hablando de exposición de artesanías de distinto cuño al autóctono, conjuntos folclóricos que no pertenecen a nuestra provincia y un excesivo protagonismo de voceadores municipales, en desmedro de la gente del lugar.

Barraza, por su antigüedad, historia y valor patrimonial, merece ser cuidada con el mayor respeto. Su gente, aún cuando modesta guarda la altivez de su origen y la nobleza de su estirpe. No es conveniente que se le desplace del protagonismo de una fiesta que no olvidemos es suya, por mucho que creamos en la buena intención que han tenido los entes gubernativos comunales, y en el claro éxito que esta versión ha tenido.

Finalmente diremos, que las objeciones antes expresadas, deben entenderse en un necesario marco conciliatorio, donde concurran armoniosamente el necesario crecimiento de la fiesta y su proyección turística, conjuntamente al respeto de los valores propios y a la identidad cultural del pueblo que la organiza.

Guillermo Pizarro Vega

Temas: 

Comentarios

Estamos muy sorprendidos por la información del pueblo de Barraza.Mi suegro Juan Bautista Barraza junto con su familia, vivió en aquel lugar y mi esposo se siente muy orgulloso de que sus antepasados provengan de alli. Este año que se aproxima el 2010 quisieramos visitar por primera vez Barraza y estar presentes en la "Fiesta costumbrista".Me podrian informar la fecha exacta de la c elebración? Atte. Elizabeth de Barraza

Comentar

Algo sobre Ovallito.cl

Ovallito.cl es un proyecto personal de un ovallino criado en la calle Independencia. Estamos en Internet desde el año 2003, lo que nos convierte en la web ovallina más antigua aún activa.

Columnas destacadas

El Piano de la Escuela América
Campana de oro
Las ciruelas flotantes de la esperanza
Spencer Tunick y Yo
Nunca quedas mal con nadie
El Diablo en La Capilla
Viva Huamalata
Oro en el Tiro al Blanco